Reynosa, Tamaulipas:

Ante el nulo apoyo del Gobierno Federal para atender a la comunidad migratoria de Centroamérica y otros países del mundo, que arriban a las ciudades fronterizas de Tamaulipas, el mandatario tamaulipeco, Francisco García Cabeza de Vaca, informó que preparan operativo emergente de salud.

Lo anterior, debido a que se encuentran varados en los municipios fronterizos, y se asientan en los cruces internacionales a la intemperie, ocasionando problemas de sanidad y salud pública. Por ello, a través del DIF y la Secretaría de Salud, efectuarán acciones de prevención.

“Este operativo emergente se implementa y agradezco al DIF y a la Secretaría de Salud, por trabajar en acciones preventivas, evitando al menos en Matamoros, se genere una epidemia y problemas de sanidad en la población en general, brindando apoyo humanitario y ayudarlos hasta donde competa”.

El Gobernador, dijo que hasta el momento no ha llegado nada de recursos económicos para migrantes.

Incluso considera que existe poco interés por parte del Gobierno Federal, en respaldar y dar solución al problema de indocumentados, que continúan ingresando a territorio nacional con la esperanza de cruzar a Estados Unidos.

“La nueva política de este Gobierno Federal de puertas abiertas, originó este problema de caravanas. Se dijo en su momento en la CONAGO (Conferencia Nacional de Gobernadores) y me pidieron el pasado 30 de abril expusiera la situación, y esto, antes de los conflictos con Estados Unidos, sobre las consecuencias de políticas abiertas”.

Comentó, que viene una gran cantidad de personas de Centroamérica, y aunque no tiene nada en contra de los migrantes, no se encuentran preparados para recibir un gran número de indocumentados, y ofrecerles servicio de salud y seguridad, solo trato humanitario.

“El Gobierno Federal no manda una partida a migrantes, lo que genera un problema fuerte en la frontera de México, en especial en Tamaulipas y las ciudades fronterizas, pues el Estado se considera la ruta más cercana para llegar a los Estados Unidos”.

Argumentó, que el presupuesto económico viene con cero recursos para migrantes, cargándole la problemática a los municipios y estados, esperando que cada quién asuma su responsabilidad.